Limpiar las Ollas de aluminio del Hogar

Limpiar las Ollas de aluminio del Hogar

De qué forma limpiar las ollas de aluminio

El aluminio es un material que pierde su brillo natural conforme pasa el tiempo y adquiere un aspecto desapacible. Esto puede verse con perfección en las ollas y cacerolas de este material, debido a su empleo continuo. Mas el hecho de adquirir esta apariencia no quiere decir que debamos deshacernos de estos instrumentos de cocina, sino va a bastar con hacer una limpieza a fondo para procurar que vuelvan a su apariencia inicial. Si no sabes cuál es la mejor manera de hacerlo, no te pierdas este artículo sobre de qué forma limpiar las ollas de aluminio del hogar.

Recomendaciones para limpiar las ollas de aluminio

1er Paso para limpiar las ollas de aluminio

Primeramente, limpiar bien la olla de aluminio para suprimir cualquier resto de suciedad que pueda tener. Secala bien a fondo, con la ayuda de un paño seco.

2do Paso para limpiar las ollas

Mezcla una cucharada de vinagre o bien jugo de limón con un litro de agua. Prepara la mezcla precisa para completar la olla.

3er Paso

Pon la olla a fuego medio hasta el momento en que el agua comience a hervir. Caso de que desees limpiar asimismo otros objetos de aluminio, puedes ponerlos en la cacerola. Deja hervir el agua a lo largo de diez minutos o bien hasta el momento en que se vaya la decoloración.

4to Paso

Siguiendo con los pasos para limpiar las ollas de aluminio. Cuando la olla esté limpia y fría, frotala por la parte interior con bicarbonato y una esponja de acero inoxidable. Debéis hacerlo en forma de vaivén y suavemente pues, en caso contrario, vas a rayar la cazuela.

pasos para limpiar las ollas de aluminio

5to Paso

Para terminar, vas a deber limpiar la parte externa de la olla con un limpiador no abrasivo o bien un producto para abrillantar la plata.

6to Paso

Si este procedimiento no ha funcionado puedes procurarlo con ceniza, es realmente útil. Mientras que la olla está caliente y húmeda, debemos limpiar la olla de aluminio con una esponja de alambre (dorada o bien plateada, de viruta fina) o bien con un cepillo dental si es algo muy concentrado. Vamos a pulimentar añadiendo cinco cucharadas de ceniza. Vamos a pasarle realmente bien por todo el interior y bordes, el fondo y las partes plateadas cuidando de no rayar los esmaltes de colores, si los tuviese.

7mo Paso

Para finalizar de limpiar las ollas de aluminio, vamos a limpiar con un paño seco o bien servilleta de papel todo el exceso de ceniza, desechándola en la basura. Si crees recomendable, puedes revisar de nuevo para incrementar el brillo. Te brincas el paso inicial (de hervir), y de manera directa recuerda a penas humectar la ceniza con unas gotas de agua, de este modo es más simple el pulimentado.

Share This Post

Post Comment