Seleccionar el Colchón para Los Pequeños de la Casa

Seleccionar el Colchón para Los Pequeños de la Casa

Maneras de seleccionar el colchón para los pequeños

Dormir y reposar bien es algo vital para todas las personas. No obstante hay que tener singular cuidado tratándose del reposo de los más pequeños, en tanto que precisan un crecimiento saludables. Los pequeños gastan grandes cantidades de energía durante el día. Y precisan recobrarse de noche, algo que solo pueden conseguir con un buen reposo. De este modo, es verdaderamente esencial que ofrezcamos a quienes aún deben crecer mucho un buen colchón. Y una buena almohada, aparte de un entorno ideal para descansar. Es algo muy frecuente que los progenitores, desde el instante en que el bebé llega a casa, tengan dudas sobre cómo seleccionar el colchón para los pequeños.

El mejor Colchón para niños: ¿espuma, muelles, látex o bien viscoelástico?

Esta es la primera duda que se proponen quienes precisan adquirir colchones para niños. El tipo de material del colchón más conveniente para los bebés y los pequeños. La realidad es que el material depende completamente de las necesidades de cada niño. Mas la verdad es que estudios recientes han probado que el látex está desaconsejado para los pequeños. Por ser demasiado blando para la dureza mínima que el cuerpo en desarrollo de los pequeños precisa.

En cambio, el material de un colchón viscoelástico puede ser conveniente para los pequeños conforme el grado de dureza que tenga. Además de esto son más durables, se amoldan mejor que otros materiales como los muelles y ofrecen un enorme confort. En verdad, en general, los colchones viscoelásticos son los mejores para pequeños siempre y cuando tengan un grado alto de dureza. Además de esto, en un caso así, hay que tomar en consideración la cantidad de material viscoelástcio utilizado. Puesto que hasta el momento en que los pequeños no pasan de los ocho años, con unos 4cm de viscoelástico en el colchón es suficiente para ellos y asimismo lo más conveniente.

En lo que se refiere a los colchones de espuma, estos están normalmente desaconsejados. Puesto que acostumbran a ser exageradamente duros para los pequeños, aparte de ser calurosísimos y poquísimo transpirables. Amortiguan mal los movimientos y acostumbran a perdurar poco. Llegando a reblandecerse mucho la espuma y deshacerse en escaso tiempo comparándolos con otros materiales.

Para finalizar, los colchones de muelles son una buena opción para pequeños. Sobre todo para los pequeños que sufran alergia a los ácaros. Puesto que los muelles dejan mayor transpiración y ventilación del colchón. Si bien nuevamente, hay que saber seleccionar el grado de dureza de este material conforme las necesidades concretas de cada pequeño.

De qué forma Seleccionar el Colchón para Los Pequeños recién nacidos

De qué forma Seleccionar el Colchón para Los Pequeños recién nacidos y hasta los dos años

Considerada como la primera etapa de vida del pequeño, desde el instante en que nace hasta los dos años. Que tenga buen reposo es algo esencial, en tanto que de esto va a depender de manera directa su salud. Y en consecuencia, su desarrollo físico y mental. Además de esto, en este periodo de vida es a lo largo del como los pequeños duermen más horas y, por esta razón, pasan más tiempo echados sobre su colchón. Por esto, seleccionar el colchón para los pequeños recién nacidos y de hasta dos años es algo esencial.

De esta manera, para los recién nacidos y bebés hasta los dos años. Si bien hay que hacer caso a los que nos afirme el pediatra en todos y cada uno. Se acostumbra a aconsejar que el colchón sea firme y cómodo, mas sin llegar a ser duro. Aparte de ser de un material que transpire y se pueda lavar bien. Puesto que los bebés acostumbran a mancharlo de manera frecuente. Además, hay que tener en consideración la necesidad de acoplar o bien utilizar accesorios que dejen la colocación conveniente del bebé para dormir. Y asi eludir inconvenientes respiratorios y peligro de muerte súbita.

Los mejores colchones para pequeños de dos años hasta nueve años

Cuando los pequeños ya pasan de los dos años y en general hasta los nueve años. Se estima que la opción mejor es emplear colchones infantiles, puesto que están fabricados de manera expresa para ellos. Están diseñados para cubrir las necesidades de este rango de edad. Teniendo presente que pueden moverse bastante ofreciéndoles el mejor confort y reposo posibles.

En este periodo, los pequeños precisan dormir una media entre nueve y doce horas al día. Conforme el gasto de energía diario que tengan, para recobrar toda la energía a lo largo del reposo nocturno. De esta manera, pueden tener un crecimiento sano, física y también intelectualmente, desarrollando al límite su capacidad de aprendizaje.

Por todo ello, los especialistas aconsejan seleccionar un colchón de solidez alta y adaptabilidad media. Esto es que no sea ni exageradamente blando ni exageradamente duro. A fin de que se pueda amoldar bien al cuerpo del pequeño. De todas formas, como ya hemos dicho, hay que oír las recomendaciones del pediatra en todos y cada caso, en tanto que conforme la constitución del pequeño el grado de solidez conveniente puede ser mayor o bien menor.

Escoger un colchón para pequeños mayores de nueve años

Finalmente, en el caso de tener que seleccionar el colchón para los pequeños de más de nueve años, hay que tomar en consideración que estos ya no duermen tantas horas como los más pequeños, si bien un buen reposo prosigue siendo algo esencial para su desarrollo físico y también intelectual. Debemos meditar que en esta etapa los pequeños y las pequeñas tienen cambios hormonales y físicos verdaderamente esenciales y que esto es una cosa que consume mucha energía, con lo que deben reposar adecuadamente.

El colchón más conveniente va a ser uno que tenga una buena solidez, mas que no tenga puntos de presión que afecten al cuerpo de quien descansa en él, como en el caso de los muelles que pueden apreciarse especialmente si el colchón no es de calidad. Probablemente, el pequeño o bien pequeña va a poder emplear este colchón ya hasta llegar a la adolescencia, con lo que ha de ser de un material durable. Debemos ofrecerle uno que le asegure un reposo agradable y debemos prevenir que la medida ha de ser algo más larga que en el instante de los nueve años, en tanto que crecerá de forma rápida. En esta edad, es bueno que el pequeño asimismo dé su opinión para escoger el colchón que más cómodo le resulte.

Share This Post

Post Comment